5 curiosidades sobre Martínez Montañés

  1. En 1591 fue acusado de homicidio, al verse involucrado en la muerte de un tal Luis Sánchez, y estuvo preso en la Cárcel Real de Sevilla durante dos años, hasta 1593 cuando la viuda del fallecido lo perdonó tras el pago de una indemnización.
  2. Se casó en dos ocasiones, la primera con Ana de Villegas en la parroquia sevillana de San Vicente en 1587, y la segunda en 1614 con Catalina de Salcedo y Sandoval, teniendo doce hijos en total.
  3. El escultor tendría muy buena relación con el pintor Francisco Pacheco, el cual policromaría gran cantidad de esculturas montañesinas. Sin embargo en 1622 el escultor concierta la pintura del retablo de Santa Clara, lo que provoca la denuncia del propio Pacheco en su contra, debido a la injerencia del imaginero en el oficio pictórico, saltándose con osadía las estrictas reglas de los gremios.
  4. Juan Martínez Montañés realizó un viaje a Madrid entre junio de 1635 y enero de 1636, acudiendo a una llamada del pintor de Corte Velázquez. Montañés fue requerido para realizar en barro un busto del rey Felipe IV, que a su vez serviría como modelo al escultor florentino Pietro Tacca, que iba a realizar en bronce una estatua ecuestre de dicho rey. Es la estatua que se encuentra en la plaza de Oriente de Madrid.
  5. Falleció en Sevilla a los 81 años, víctima de la epidemia de peste de 1649 que asoló Sevilla y en la que murió casi el cincuenta por ciento de la población de la ciudad, siendo enterrado en la antigua parroquia de la Magdalena, destruida en el siglo XIX.

5 curiosidades sobre la obra de Martínez Montañés

  1. Martínez Montañés obtuvo de manera conjunta el título de maestro escultor y ensamblador, lo que le facultaba para trazar la arquitectura, diseño y elaboración de los retablos, por lo que ejecutó muchos de los retablos para los que también realizó obra escultórica.
  2. El arcediano Mateo Vázquez de Leca, arrepentido por su altivez y soberbia, encargará un Crucificado a Martínez Montañés para su capilla privada. En las condiciones del contrato se dice que debía tener la cabeza inclinada sobre el pecho, mirando a cualquier persona que estuviese orando al pie de él, como que está el mismo Cristo hablándole. Así nacerá el Cristo de la Clemencia, actualmente en la Catedral de Sevilla.
  3. La Inmaculada Concepción encargada al maestro por Jerónima Zamudio para su capilla de la Catedral hispalense tomó popularmente el nombre de “Cieguecita” por su característica mirada baja con ojos entreabiertos.
  4. Juan de Mesa será el más célebre discípulo y seguidor de Martínez Montañés. Su popular imagen de Jesús del Gran Poder evoluciona del modelo iconográfico de nazareno montañesino, representado en el Señor de Pasión.
  5. Realizará varias obras para el continente americano, siendo la más conocida el Cristo del Auxilio de Lima, que sigue el modelo de crucificado de cuatro clavos que también vemos en el Cristo de la Clemencia.