Murillo en la Catedral de Sevilla

/, Blog, Historia, Monumentos, Personajes Históricos/Murillo en la Catedral de Sevilla

Murillo en la Catedral de Sevilla

Como el artista más importante en Sevilla durante buena parte del siglo XVII, Murillo alcanzó el status que le permitió rápidamente colocarse en la primera fila de privilegiados que son llamados para trabajar en una Catedral, dejando una destacada huella en la “Magna Hispalensis”, pudiendo hoy día contemplarse un buen ejemplo de su obra, aunque algunas de estas pinturas del genio sevillano no se encuentran hoy día a la vista del público.

Ciclo de pinturas del Cabildo

Nueve pinturas pueden observarse en una de las estancias más importantes del templo, lugar de reunión de los canónigos desde que, para dotar a la mayor iglesia de Sevilla del espacio más digno para la toma de decisiones, se construyese esta sacristía, de forma elíptica, donde Murillo pintó una Inmaculada y ocho santos que siguen vigilando, en el paso a estos canónigos, hoy día a los visitantes.

Estos ocho santos, por parejas, son San Hermenegildo y San Fernando, San Isidoro y San Leandro, San Pío y San Laureano y las Santas Justa y Rufina; formando un magnífico conjunto pictórico.

Pinturas de la Sacristía Mayor

Al igual que en el Cabildo, Murillo pintó a los hermanos San Isidoro y San Leandro, de gran importancia por su defensa de la fe católica, exaltando su altura intelectual, gracias a la obra que hizo de ambos, perfectos representantes de lo que, siglos después, sería un canónigo de la Catedral de Sevilla.

Capilla Bautismal/Capilla de San Antonio

Doble advocación de la capilla, y Murillo por partida doble, tanto en la única de sus obras a la vista del público que no pertenecen a la década de 1660, la Visión de San Antonio, como en el Bautismo de Cristo, ya en esa década culmen del pintor; con una excepcional situación, cerca de otros importantes puntos de la historia del templo.

Altar del Ángel de la Guarda

Regalo de los Capuchinos al retirarse los franceses en 1814, este lienzo significó la acción de gracias por haber custodiado la Catedral el tesoro capuchino en su parada antes de sus cuatro años escondido. El mejor resumen de la dulzura y belleza amable tan características de Murillo.

Si quieres conocer más sobre la Catedral de Sevilla y sobre los murillos que se encuentran en la misma, apúntate a nuestra Visita Guiada Catedral y Giralda de Sevilla. o la visita guiada por la Exposición “La Mirada de la Santidad” que se expone en la Catedral, con motivo del 400 aniversario del nacimiento de nuestro genial pintor.

 

Por |2018-06-28T07:42:13+00:0029 septiembre 2017|400Murillo, Blog, Historia, Monumentos, Personajes Históricos|Sin comentarios

Deje su comentario