Descubre con nosotros el Convento de Santa Paula, uno de los lugares de esa Sevilla “oculta”, que pocos sevillanos conocen y han visitado. Un monasterio de religiosas jerónimas aún en activo, que cuenta con el único museo de Sevilla en una clausura.

Selecciona la fecha que más te interese:

Ene
Feb
Mar
Abr
May
Jun
Jul
Ago
Sep
Oct
Nov
Dic
2020
2021
2022
2023
Lun
Mar
Mié
Jue
Vie
Sáb
Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
25
24
25
26
27
28
29

Tu visita

Fundado a finales del siglo XV por una viuda de la nobleza sevillana, doña Ana de Santillán y Guzmán, que tras varios años retirada en un emparedamiento decide fundar un monasterio femenino de la Orden de San Jerónimo en unas antiguas casas de la collación de San Román. Años más tarde, doña Isabel Enríquez, marquesa de Montemayor, costeará la construcción de una imponente iglesia conventual.

Durante este recorrido visitaremos esa Iglesia, deteniéndonos antes en su célebre portada, en la que vemos una de las primeras incursiones del Renacimiento italiano en nuestra ciudad. Tras cruzar el arco ojival de acceso al templo, te sorprenderás con sus retablos, pinturas y esculturas, entre las que destacan los Santos Juanes de Juan Martínez Montañés. Pero no solamente se trata de la iglesia, porque además accederemos al desconocido museo conventual, donde encontramos obras pictóricas de artistas desde José de Ribera a Francisco de Herrera el Viejo, junto a esculturas de Cristóbal Ramos o José Risueño, unidas a la destacada colección de tallas del Niño Jesús que posee este monasterio.

Ven con nosotros a una de nuestras visitas más especiales, donde descubrirás los detalles y curiosidades del Monasterio de Santa Paula en su iglesia y museo conventual, desde donde además podremos disfrutar de imponentes vistas del Claustro mayor.

¿Sabías que…?
Las monjas de Santa Paula son famosísimas por sus mermeladas artesanales, elaboradas con ingredientes naturales. Desde la típica de naranja amarga hasta sabores más originales, como la mermelada de kiwi, zanahoria o pomelo, la crema de batata o la gelatina de jazmín o azahar. Si te apetece probarlas, ¡podrás adquirirlas en la portería del monasterio durante esta visita!

Descubre ésta y otras muchas curiosidades sobre este impresionante monumento de Sevilla en esta fantástica visita.