Si quieres hacer esta visita, solo para ti y los tuyos, a un precio excepcional, consulta nuestra visita privada de esta actividad

Iglesia San Luis de los Franceses

La Iglesia de San Luis de los Franceses, Fundada por la Compañía de Jesús en 1731 y dedicada a San Luis Rey de Francia (primo hermano de Fernando III), todo en el edificio de Leonardo de Figueroa está sujeto a despertar la capacidad de asombro de quien entra por primera vez en el templo: puro artificio barroco que suspendiera la razón para embotar los sentidos con una apabullante panoplia artística que conmoviera a los fieles. En concreto, los postulantes jesuitas que completaban en Sevilla su noviciado.

Incluye

  • Guia Oficial Experto en esta fantástica Iglesia.
  • Recorrido por la Iglesia, Capilla Doméstica y Cripta.
  • Equipo de radioguiado para que todos los asistentes escuchen perfectamente las explicaciones del guía.
  • Confirmación inmediata.

No incluye

Precio entrada:

  • 1€/persona para residentes en Sevilla y provincia
  • 2€/persona para el resto de visitantes
Categoría: Etiqueta:

Precio

3,00€

Duración

60 minutos

Idioma

Español

Punto de inicio

Fachada Iglesia
C/ San Luis

Grupos reducidos

Tamaño máximo del grupo 18 asistentes

Devolución del 100% hasta 2 días antes de la visita

Equipo de radioguiado obligatorio para más de 10 personas

Si el grupo supera las 10 personas, todos los asistentes deberán disponer de un equipo para escuchar perfectamente las explicaciones del guía, sin molestar al resto de asistentes. En el caso de reservas realizadas a través del calendario, éste equipo está incluido en el precio de la visita.

No es necesario que imprima el cupón de reserva

Puedes presentar el cupón en cualquier dispositivo móvil.

Descripción

Tras la expulsión definitiva de los Jesuitas en 1835 ha sido seminario, convento franciscano, hospital venerables, fábrica en S. XIX, hospicio y a principios del siglo XX, ya desacralizado, escenario para representaciones como Don Juan Tenorio.

Tras la restauración llevada a cabo en los últimos lustros, se abre al público para disfrute de todos los Sevillanos, así como de las personas que visiten nuestra ciudad. Las zonas que se han abierto al público son la Iglesia, la Capilla Doméstica y la Cripta.

La Iglesia con su retablo Mayor dedicado a San Luis Rey de Francia, sus retablos auxiliares, sus columnas salomónicas, su impresionante cúpula y Bóveda, llama la atención por su planta circular con forma de Cruz Griega.

La Capilla Doméstica, es la más desconocida, y la que más se ha llevado el esfuerzo de la restauración, quedando con una imagen impactante en su totalidad: Techos, bóveda, paramentos, sacristía, etc.

Por último, bajo el templo principal, nos encontramos con una sencilla Cripta de dimensiones y planta idéntica al de la iglesia. Restaurada y con una iluminación muy especial, asombra igualmente a todos los visitantes.

Restaurados y relucientes se ven con la mirada alzada las pinturas del arca de la alianza, el candelabro de siete brazos, el mar de bronce, el altar de los perfúmenes… elementos que según la Leyenda se encontraban en el Templo de Salomón de Jerusalén, en una iglesia idílica que se pretendió emular en Sevilla.