La iglesia del antiguo noviciado de la Compañía de Jesús es uno de los ejemplos más sobresalientes del barroco sevillano. El edificio es original debido a su planta, trazada como cruz griega, en contraposición al resto de iglesias del momento que eran todas con planta de cruz latina, detalle este que la hace única en Sevilla, y de marcada influencia italiana.

La mayoría de las personas que sólo la han visto por fuera piensan que la Iglesia es enorme y profunda, y se sorprenden al visitarla

La planta está inscrita en un rectángulo, los brazos de la cruz, dirigidos a los cuatro puntos cardinales, terminan en forma de exedra y en el centro del crucero se eleva una potente cúpula sobre tambor circular y linterna, en el resto de iglesias la cúpula se eleva sobre pechinas en la intersección de la nave central y el crucero.

Los 4 brazos de la cruz griega dejan entre si unos espacios que se utilizan para dependencias, las situadas más próximas a la fachada forman el pórtico y las torres laterales, y las posteriores crean la sacristía y almacenes, por ello el edificio en su conjunto es de planta rectangular sobre el cual se edifica la capilla.

Fascina a todos los que la visitan su espectacular cúpula, decorada con motivos del antiguo testamento, y que con una altura muy considerable, tiene un desvío frente al centro de la planta de sólo 1,5 centímetros.

Si quieres conocer más sobre esta fantástica Iglesia, visita nuestra página sobre la Iglesia de San Luis de los Franceses, o apúntate a alguna de las visitas guiadas que realizamos.

Si quieres conocer más curiosidades sobre San Luis de los Franceses, visita en nuestro Blog, el artículo sobre las 7 curiosidades de San Luis más llamativas.